Deportivo Cali atraviesa, tal vez, la peor crisis de su historia. Con millonarias deudas y un presente deportivo muy complicado, los ‘azucareros’ luchan para evitar el descenso a la segunda división del fútbol colombiano.

Desde hace varios meses, los dirigentes del club buscan fórmulas para salvarlo, en medio de un terrible panorama: entre 2017 y 2022, el pasivo se cuadruplicó: pasó de 24.000 millones de pesos hace cinco años a más de 100 mil millones en la actualidad.

“Solo entre 2020 y 2021, el patrimonio del club se deterioró en más de un 35 % a pesar de los robustos o importantes ingresos obtenidos por transferencias de jugadores”, dice una carta abierta enviada por un grupo de socios del club.

Así será el proceso para intentar salvar al Deportivo Cali

Luego de dos asambleas extraordinarias y de una auditoría externa para conocer la situación real, el Deportivo Cali anunció este viernes, en sus redes sociales, que se acogerá al procedimiento de recuperación empresarial.

“A partir de este momento, formalmente se da inicio para llevar a cabo la negociación de las obligaciones que posee la Asociación Deportivo Cali con sus acreedores”, informó el club en un comunicado.

“Para la Asociación es un paso más en el objetivo de fortalecer la institución, honrar los compromisos adquridos y viabilizar la operación en el tiempo”, agregó.

Luis Fernando Mena, Presidente del Deportivo Cali

Varios equipos del fútbol colombiano han pasado por procesos similares, como Millonarios, Santa Fe y, recientemente, Deportivo Pereira, que fue uno de los casos más complicados, pues se ordenó la liquidación de la corporación que tenía a su cargo el funcionamiento del equipo profesional.

Al acogerse a este proceso, el Cali tendrá que empezar a negociar con sus acreedores para tener periodos de gracia y diferir las deudas. La más grande es la que el club tiene con la Dian.

DEPORTES