Guatemala se aproxima a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, y el Tribunal Supremo Electoral vuelve a ser blanco del escrutinio del Ministerio Público. La Fiscalía Especial Contra la Impunidad allanó otra vez las oficinas del TSE. Esta vez se habrían enfocado en el área de Recursos Humanos en busca del expediente laboral de la subdirectora del Registro de Ciudadanos.