Dolor e incertidumbre es lo que se percibe entre los familiares de las personas en la cárcel de mujeres de Honduras, donde una revuelta dejó al menos 46 muertas. Desde Tegucigalpa, Elvin Sandoval nos cuenta qué dicen los dolientes, lo que se sabe de las investigaciones sobre la tragedia y de qué forma ha sacudido al gobierno de la presidenta Xiomara Castro.