Este martes se producirá un descenso térmico «notable» que hará que las temperaturas sean «frescas» para esta época del año en la mitad norte peninsular. El descenso térmico también se notará en las regiones mediterráneas, según indicó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

Cabe destacar que este descenso de los termómetros será muy acusado en algunas zonas del norte que pueden marcar hasta «diez grados por debajo de lo normal para finales del mes de julio», subrayó el portavoz de la Aemet.

Así, Vitoria, Burgos o Bilbao se quedarán con unas temperaturas máximas de entre 21 y 23 grados. Logroño en torno a los 25-26 grados y Zaragoza no llegará a 30ºC mientras que Madrid y todo el centro de la península superará esos 30º. El ambiente más cálido estará en la mitad sur, en Córdoba, Sevilla y Murcia, donde la temperatura será de entre 35 y 37 grados y las precipitaciones serán escasas.

Este martes habrá pocas nubes, salvo en el norte de Galicia y comunidades cantábricas, en donde se producirán algunas lluvias débiles y es probable que también llueva en zonas litorales del sur de la Comunidad Valenciana. Tampoco se descarta alguna tormenta en el entorno de los Pirineos y en puntos de Baleares.

La Aemet ha fijado algunas alertas amarillas para hoy en el litoral sur de Valencia por lluvias que podrían alcanzar los 30 mm. en una hora, en el norte de Mallorca y en Menorca por vientos de hasta 50 kilómetros a la hora, y en Menorca también por la aparición de ‘rissagas’, oscilaciones del nivel del mar.

También hay aviso amarillo en la costa de Girona por vientos que podrían superar los 60 kilómetros a la hora y en el pirineo de Lleida por lluvias que podrían acumular hasta 15 mm. en una hora.