(CNN Español) — Las autoridades de Costa Rica informaron que impulsan varias estrategias ante la constante actividad del volcán Rincón de la Vieja, en el noroeste del país.

Solo en mayo, el cráter registró 58 erupciones —casi dos por día— según datos de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). Y hasta este 6 de junio ya se contabilizan 14, según el vulcanólogo Javier Pacheco del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) de la Universidad Nacional.

La CNE informó que el mapa de riesgo se actualizó, así como el proceso de rotulación en zonas aledañas y de peligro. El 26 de mayo, la Comisión declaró alerta verde para cinco comunidades aledañas al volcán: Dos Ríos y Aguas Claras, del cantón de Upala, así como para Cañas Dulces, Mayorga y Curubandé del cantón de Liberia.

El presidente de CNE, Alejandro Picado, hizo un llamado al sector turístico para que lleven a visitantes nacionales y extranjeros a zonas seguras.

“El volcán se encuentra en una zona protegida, (pero) eso no hace menor el riesgo”, agregó.

La erupción más significativa del volcán hasta ahora se registró el 21 de abril, con una columna que sobrepasó los 3.000 metros. Según el Observatorio, el volcán tiene una altura de 1.916 metros sobre el nivel del mar, pero el cráter activo está a 1.700 metros sobre ese nivel.

Alerta naranja

Ante esta intensificación, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de la Universidad Nacional de Costa Rica elevó el nivel de actividad del Rincón de la Vieja, que se mantenía en advertencia (amarillo) y desde el 2 de junio se ubica en precaución (naranja), solo uno por debajo del máximo nivel de alarma (rojo).

Javier Pacheco, vulcanólogo de este instituto de investigación, explicó a CNN que esta tabla es similar a la que aplican otros centros del mundo.

“(Este nivel) significa que en cualquier momento el volcán puede cambiar de actividad de manera rápida, por lo que la vigilancia debe ser estrecha y constante”, dijo.

Pacheco agregó que los procesos eruptivos de volcán no han variado, “pero que en el instituto están atentos a cualquier modificación”.

El actual ciclo eruptivo se inició en noviembre de 2022, con un total de 209 estallidos.

Según el Observatorio, el volcán se encuentra en actividad desde septiembre de 2011, cuando se cerró el acceso a la cima, aunque se mantiene abierto el ingreso a las cataratas, al sector Las Pailas y a la zona turística que rodea el macizo, situado en el Parque Nacional del mismo nombre.

Descartan por ahora riesgo erupción mayor

Pacheco dice que actualmente se trata del volcán más activo del país, y que es, de hecho, el único con erupciones, porque el resto entró en un proceso de receso.

“El volcán sigue con actividad moderada desde 2011 hasta el presente, por ahora no hay riesgo de erupción mayor, esto quiere decir que no hay magma subiendo cerca de la superficie, sino que se queda en el reservorio, una zona dentro del volcán donde el magma se ha mantenido en equilibrio, no se mueve”, explicó.

Gerardo Quesada de la Comisión Municipal de Emergencia (CME) de Upala, zona aledaña, dijo que ya cuentan con planes de emergencia generales, con un inventario de zonas de riesgo y de aislamiento.

“Tenemos una brigada de rescate de 12 jóvenes, guías, baqueanos (expertos) y personas de la comunidad, y estamos integrando más población”, añadió.

“Somos un enlace entre la Cámara de Turismo, la Asociación de Ganaderos, el Comité de Emergencia, la Asociación de Felinos, del Parque San Cristóbal, para hacer un turismo seguro”, abundó.