La autonomía y la limitación del número y potencia de los puntos de recarga son algunos de los obstáculos que hacen que los consumidores sean reacios a utilizar un vehículo eléctrico para largos desplazamientos. Ahora, mediante el «carsharing», esta idea puede cambiar, ya que ya es posible utilizar este sistema de pago por uso para desplazarse en coche eléctrico por toda la geografía española.

Para ello Guppy ha presentado su propuesta, mediante la cual es posible, por ejemplo, subirse a un coche eléctrico en Madrid y devolverlo en Santiago de Compostela. El único límite es la autonomía, ya que será el conductor usuario del vehículo el que se encargue de sus recargas durante el trayecto. Así, el único límite es la autonomía, ya que el coche se recogen una zona guppy y hay que volver a un punto o zona guppy para terminar el alquiler.

Para ello Guppy ha presentado este jueves los dos puntos exclusivos que tendrá la compañía en Madrid: uno en el parking subterráneo de la Plaza de Colón y otro en el parking de Serrano, 41 en colaboración con Telpark.

Como parte del plan de expansión de la compañía, en 2023 llegarán a tres nuevas ciudades, Bilbao, Valladolid y Santiago de Compostela. Estas cuatro ciudades se sumarán a Gijón, Oviedo, Avilés, Santander y Torrelavega, donde la compañía ya opera desde hace años.

Uno de los objetivos principales es conectar las principales ciudades españolas, por lo que con estas nuevas ciudades los usuarios podrán iniciar el alquiler de uno de los vehículos eléctricos en cualquiera de estas ciudades y finalizarlo en el destino que mejor se ajuste a sus necesidades.

Para tener una gran autonomía, especialmente pensando en los trayectos de largo recorrido por carretera y autopista, la compañía incluye en su flota de vehículos 40 Tesla Model 3, con una batería de 60 kWh para una autonomía superior a los 460 km, y que en tan solo 20 minutos se puede recargar unos 400 km de autonomía en un supercargador de la propia Tesla.

Además, la compañía ha integrado la funcionalidad ‘plug and charge’ de Tesla en su aplicación, por lo que pone a disposición de sus usuarios toda la red de supercargadores de Tesla, junto a toda la red de carga pública.

Los primeros eléctricos generaban el fenómeno de la «ansiedad por la autonomía» por su bajo alcance, pero actualmente es fácil llegar a superar los 300 kilómetros de autonomía . Esta gran distancia hace que no sea necesario recargarlo, ni mucho menos, a diario. De hecho cubre las necesidades semanales de la mayoría de los usuarios (según datos del INE, los automovilistas recorren en España una media de 240 km semanales).

El Consejo y el Parlamento Europeo han alcanzado ya un acuerdo provisional para ampliar la infraestructura de recarga con el despliegue de estaciones de carga de vehículos eléctricos al menos cada 60 kilómetros con una potencia de 400 kilovatios (kW) para 2026 e incrementarla a 600 kW para 2028. También se establece la obligación de tener una estación de carga cada 120 kilómetros para camiones y autobuses, pero estas estaciones deberán estar instaladas en la mitad de las principales carreteras de la UE para 2028 y ofrecer potencias de 1.400 kW a 2.800 kW según la ruta.

El sistema se complementará con dos estaciones de carga para camiones en áreas seguras de estacionamiento a partir de 2028, mientras que las excepciones a este despliegue se aplicarán a las regiones ultraperiféricas, las islas y las carreteras con muy poco tráfico.

A la hora de realizar un viaje en coche eléctrico hay que ser conscientes de los kilómetros que vamos a recorrer y de la autonomía de nuestro vehículo. Para evitar sorpresas, existen aplicaciones para el móvil que nos ayudan a planificar la ruta y las paradas necesarias para la recarga.

Cómo planificar un viaje en coche eléctrico

Las claves para utilizarlos es poder localizar los puntos cercanos y poder pagar la recarga en ellos. Existen numerosas aplicaciones que localizan los puntos de carga disponibles y compatibles con tu vehículo, te guían hacia ellos, organizan itinerarios y hacen un seguimiento de tu consumo.

Para conocer la situación de los cargadores públicos, una web y App que puede resultar de gran utilidad es Electromaps. Esta plataforma y la energética EDP, han sellado un acuerdo con el que Electromaps obtiene conexión directa con los puntos de recarga de EDP mediante el protocolo Open Charge Point Interface (OCPI).

Con este acuerdo, los usuarios pueden encontrar, acceder y gestionar la recarga en todos los puntos de EDP ubicados en España , a través de la aplicación móvil y el llavero RFID de Electromaps. Además de hacerlo de forma fácil y segura, disponen de información en tiempo real del estado del punto, pudiendo saber si está o no funcionando y su disponibilidad.

El procedimiento para activar la recarga con Electromaps hay que activar la recarga, ya sea con la APP o con el llavero RFID, y finalmente enchufar el cable al punto, en caso de ser una toma Tipo 2, o enchufar el cable al vehículo, en el caso de las tomas CCS y CHAdeMo. Es indispensable seguir este procedimiento, ya que si se efectúa a la inversa como con la APP de EDP (primero enchufando y después activando), el sistema no iniciará la recarga.

Otras posibles opciones es PlugShare. Esta aplicación gratuita para iOS y Android es una de las mejores opciones para encontrar estaciones de recarga en todo el mundo. Muestra una base de datos de estaciones de recarga públicas y privadas en todo el mundo, junto con comentarios y calificaciones de otros usuarios.

Chargemap es otra aplicación gratuita para iOS y Android que te ayuda a encontrar estaciones de recarga en toda Europa. También muestra información sobre los tipos de enchufes y las velocidades de carga disponibles en cada estación.

Una cuarta posibilidad es ABRP (A Better Route Planner), que tiene en cuenta el modelo de tu vehículo eléctrico, la capacidad de la batería y la ubicación de las estaciones de recarga para proporcionar una ruta eficiente y optimizada.

Otras opciones son las App que faclitan las propias marcas. Por ejemplo, la App de Peugeot ChargeMyCar de Free2MovemServices dispone de un servicio que también ofrece una tarjeta de pago única y una solución de acceso universal para recargar tu coche eléctrico en la mayor red europea de puntos de carga (actualmente, más de 130.000 en Europa). Además, la App MyPeugeot permite consultar a distancia la carga disponible y a continuación localizar los puntos de recarga en nuestro camino.

Es importante destacar que cargador y vehículo se comunican continuamente durante la carga para no superar la potencia admisible por la batería. Es decir, un vehículo que admite un máximo de 125 kW de potencia aunque se cargue en un cargador de 250 kW nunca superará la potencia de 125 kW. Lo mismo ocurre a la inversa; aunque el vehículo pueda cargarse a 250 kW, si el cargador es de menor potencia nunca la superará.