Tras los violentos motines que se registraron el fin de semana en varias cárceles de Honduras, la presidenta Xiomara Castro anunció que realizará un dura y enérgica intervención para combatir el crimen desde la prevención, y no solo desde el castigo. ¿En qué consistirá la «mano dura» que adelanta la mandataria para aplacar la crisis?