El Al Nassr, uno de los equipos históricos del fútbol de Arabia Saudí, sacudió el mercado a comienzos de este año al contratar al delantero portugués Cristiano Ronaldo, en medio del conflicto que sacó al jugador del Manchester United. 

El quíntuple ganador del Balón de Oro, en su primer semestre en el fútbol saudí, no pudo ganar ningún título, pero quiere revancha y seguirá allí en la próxima temporada. 

Sin embargo, CR7 y su club, en el que también milita el portero colombiano David Ospina, recibió una mala noticia: no podrá realizar fichajes mientras no salde sus deudas, lo que supone un freno para las ambiciones deportivas del rico país petrolero, indicó la Fifa este jueves.

El Al Nassr «está actualmente impedido de registrar nuevos jugadores debido a las deudas impagadas», explicó a la AFP un portavoz de la Fifa, confirmando una información del periódico británico The Mirror.

La instancia mundial no precisó el montante y el origen de esas deudas, el inicio de esa prohibición, ni si compromete el fichaje del volante croata del Inter de Milán Marcelo Brozovic, que firmó a comienzos de julio por el Al-Nassr.

Ronaldo celebra otra vez.

«Las prohibiciones en cuestión se levantarán en cuanto el pago de las deudas sea confirmado por los acreedores», añadió el portavoz.

El Al-Nassr, que se ha hecho este verano boreal con los servicios del entrenador portugués del Botafogo Luis Castro, cuenta en su plantel, además de CR7 y Ospina, el centrocampista brasileño Luiz Gustavo y el extremo argentino Gonzalo Martínez.

El origen de la sanción de la Fifa al Al Nassr

En octubre de 2021, la Comisión del Estatuto del Jugador de la Fifa condenó al Al-Nassr al pago al Leicester inglés de 460.000 euros más intereses en un litigio sobre del traspaso del nigeriano Ahmed Musa, concluido por un total de 18 millones de euros.

En caso de impago, el Al-Nassr podría verse privado de la posibilidad de fichar por un periodo de hasta tres temporadas.

Foto:

Zurab Kurtsikidze / EFE

Respaldada por el fondo soberano del estado del Golfo, la Saudi Pro League está atrayendo a grandes nombres de los principales campeonatos europeos bajo la promesa de elevados salarios.

El excapitán del Liverpool, Steven Gerrard, llegó para entrenar al Al-Ettifaq a primeros de julio, mientras que Karim Benzema y N’Golo Kanté también acaban de arribar al fútbol saudí.

DEPORTES
Con Efe

Más noticias de Deportes